“Ayer no más”, de Andrés Trapiello

Miércoles 6 de febrero

Ayer no másEl miércoles 6 de febrero nos reunimos de nuevo en torno a la novela “ Ayer no más” de Andrés Trapiello.

Comenzamos dando la bienvenida a Maite Sánchez, antigua alumna del instituto y ahora profesora de francés.

La merienda corrió a cargo de Maite Ruiz y Teresa Choperena, té y café con bizcochos de chocolate y pasas para suavizar y endulzar la amargura y tristeza de los temas que abordamos.

Junto a los diccionarios de la biblioteca, símbolo de la pluralidad de lenguas e ideologías que existen, se hicieron hueco la bandera republicana y la ikurriña. Dos banderas con historia. La primera es la que suele estar presente en el escaño de I.U. en el parlamento de Navarra. La segunda, cosida a mano cuando todavía era ilegal, nos recuerdó la larga noche de la dictadura.

Comenzamos la tertulia hablando del autor: Andrés Trapiello ha sido galardonado con numerosos premios literarios y aunque en su juventud militó en partidos de ultra izquierda, actualmente está cercano a Ciudadanos. Su visión que ofrece de la Guerra, como parte integrante de un tercer bando fue muy criticada a lo largo de toda la sesión, también se denunció la falta de rigor histórico y la utilización de la ficción para exponer sus ideas políticas.
Teyo nos habló de su novela “EL buque fantasma” y “Al morir Don Quijote” , Maite criticó “La noche de los cuatro caminos”, Piluka expuso las críticas recibidas por su libro “Las armas y las letras”.

Para saber más sobre el autor visitad su página web : http://www.andrestrapiello.com/

Para ambientar la lectura de “Ayer nos más” os sugiero que paseéis por los escenarios de la novela. La presentación la ha realizado Begoña Espoz, bibliotecaria de la UPNA y ha tenido la amabilidad de compartirla con nuestro club. Son fotografías de la época en que se desarrolla la novela. Podéis verla AQUÍ.

Es destacable que nadie conociera el hecho histórico de que el actual Parador de San Marcos hubiera sido cárcel durante la guerra, lo que nos llevó a nombrar los lugares de la represión en Navarra: Fuerte de San Cristóbal/ Ezcaba en Navarra, el actual museo de Maeztu en Estella, el colegio de los Salesianos (sede y cárcel de la junta de guerra carlista).

El aspecto más valorado de la novela fue la estructura y la técnica narrativa, su composición poliédrica, el multiperspectivismo. La posibilidad de conocer distintas versiones según el personaje que narra.

No gustaron las “morcillas” o “corta pegas” de reflexión filosófica o histórica, no por no considerarlos interesantes sino por lo mal encajados que están en el texto. Se considera interesante esta mezcla “transgénero” de novela, historia, filosofía pero se considera mal resuelta por parte del autor.
También hubo unanimidad al considerar como estereotipados y con falta de profundidad los personajes de la novela, sobre todo los femeninos: Mariví una auténtica bruja, Raquel, demasiado vulgar…

En general se valoró bastante bien el libro aunque se considera muy irregular. Una persona le dio un cinco , cuatro fueron las que le dieron un seis; cinco un siete y dos personas le dieron un ocho.

Hubo también interesantes reflexiones sobre las relaciones padre-hijo y de la corrupción en el mundo universitario.

Pero lo que de verdad hizo esta sesión muy especial fueron los sucesivos testimonios y relatos que cada uno de los participantes del club aportó.

A modo de resumen recordaremos la intervención de Puy sobre sus recuerdos de Estella y los de Ángel sobre Sangüesa. Con nosotros estuvieron el abuelo de Anabel que se salvó “por la literatura”, y el padre de Maite que no pudo asistir a su propio funeral pues estaba en el hospital.  Y escuchamos a Estrella contando las historias que su padre contaba a la nieta y biznieta.

Recojo la frase que destacó Teyo: “La memoria hay que cultivarla, el olvido crece solo”, y eso es lo que hicimos en la sesión, sembrar, regar y escardar la tierra de los recuerdos para crear un íntimo cuaderno de memoria histórica de los participantes en el club, compuesto por testimonios orales.

Fue una sesión muy intensa, tanto a nivel emocional como a nivel de consideraciones, éticas, políticas y filosóficas. Todo el mundo intervino y se contaron tantas cosas que en esta ocasión más que en otras tengo la impresión de no haber podido recoger más que una pequeña parte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2018-2019 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Ayer no más”, de Andrés Trapiello

  1. maisanchez86 dijo:

    Un placer haber compartido con vosotros, tertulia y haber escuchado vuestras historias.

    ¡Hasta la próxima!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s