El olmo seco de Antonio Machado, en Soria

Por Inés Jiménez Salcedo

20161022_150743El día 22 de octubre, acompañada por una soleada y preciosa mañana de otoño, me acerqué a Soria, mi tierra paterna, a visitar uno de los emblemas de esta pequeña ciudad: el olmo al que Antonio Machado , dedicó el 1912 su famoso poema:”A un olmo seco”, signo de la esperanza y la fuerza, que siempre nos recuerda que en algún resquicio de nuestro interior hay vida y coraje para sobreponerse y florecer.
Tanto el olmo seco, como la placa que contiene este poema, escrito poco después de la muerte de su esposa, Leonor Izquierdo, reposan cerca del cementerio donde se encuentra la tumba de esta.
Soria, siempre merece una agradable visita.Sus montañas, paisajes y gentes, transmiten la tranquilidad y aroma de un otoño tibio y sin prisas.

Más información en la “Ruta machadiana en Soria“.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rincón del viajero. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s