“La ridícula idea de no volver a verte”, Rosa Montero

Sesión 1
Miércoles 5 de octubre de 2016

Con los primeros días de un otoño caluroso comenzamos de nuevo las sesiones del Club de Lectura.
En primer lugar dimos la bienvenida a los nuevos fichajes para el club Maite Jiménez, Inés Jiménez y Nati Domingo que se incorporan este año. Dedicamos también un emotivo recuerdo a Charo Gamarra, fallecida recientemente.

Piluka Labayen explicó las gestiones hechas con el centro de formación del profesorado para solicitar la constitución de un Taller y obtener la certificación de 16 horas de formación.

Recordó también que el próximo 15 de Octubre se celebrará el Encuentro de Clubes de Lectura de Navarra. A la sesión acudirán: Carmen Bernaola, Ángel Huarte, Teresa Choperena,  Teyo López y Piluka Labayen.

Pasamos a continuación a presentar el blog del club de lectura que administra Estrella Robres, recordando sus contenidos y animando a participar a todo el grupo.

mujeres02 mujeres01

También presentó Estrella Robres estas dos actividades que realizó con el alumnado sobre mujeres inventoras y científicas.

No dejéis de consultarlo,   pues a menudo no recordamos ni valorizamos el trabajo realizado por estas pioneras.

Destacamos en primer lugar la originalidad del libro. No se puede considerar como novela, en realidad es no ficción que mezcla géneros dando como resultado un híbrido de literatura pos-moderna. A ello hay que añadir un tono coloquial, más parecido al de las revista de entretenimiento y con poco rigor científico.

Interesantes fueron también las reflexiones en torno a la literatura como terapia personal y sobre la superación del duelo tras la pérdida de un ser querido.

Estos son algunos enlaces para profundizar sobre la autora y sobre las críticas que tuvo el libro en la prensa:

http://www.rosamontero.es/sobre-rosa-montero.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2013/12/17/actualidad/1387276021_143214.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2013/03/10/actualidad/1362929613_327803.html

Son múltiples los temas que propone el libro de Rosa Montero, intentamos centrar las intervenciones en estos ejes:

  • Mujer y Ciencia: las pioneras
  • Imagen corporal. Salud, deporte, cuidados estéticos y belleza.
  • La vida profesional: la ambición en un mundo competitivo.
  • El ámbito privado. La ética del cuidado . Maternidad y doble jornada laboral.
  • Participación política en Polonia y en la guerra mundial.
  • El Amor: En el matrimonio, amor y clase social, amores prohibidos y prensa.
  • Discriminación por ser mujer.

Como siempre puntuamos el libro, hay para todos los gustos, 2 personas le concedieron un 4, 3 un 6, sólo 1 le dio un 7, predominaron los 8 con 5 votos, y fueron 2 los sobresalientes. Es la primera vez que cosechamos suspensos. Dos personas se manifestaron en contra por la banalización de los temas científicos y por el desprecio con que se trata la figura masculina.

Estrella, Tomás y Carmen se encargaron de inaugurar la sección gastronómica de nuestro club. Carmen preparó un surtido de tés. Estrella preparó pastelería polaca, exquisitos los dos pasteles (szarlotka y sernik) cuyas recetas también encontraréis en la página de “Recetas”, Tomás se encargó del vino , excelente Rueda frizzante servido en tintineantes copas de vino.

Hemos elaborado esta galería de fotografías para complementar las que aparecen en el libro de Rosa Montero, Marie y Pierre Curie en fotografías de la época:

marie-curie

Pinchar sobre la foto para ver la galería

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2016-2017 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “La ridícula idea de no volver a verte”, Rosa Montero

  1. “La ridícula idea de no volver a verte”. Por Teyo López Pinacho, IES ZIZUR BHI

    Para los que estamos habituados a la lectura de las columnas y los artículos de Rosa Montero, este libro de difícil clasificación nos encanta porque reconocemos a la autora en la vehemencia con la que se emplea tanto para defender causas justas como para comunicarnos su entusiasmo por los sentimientos.
    Uno de los temas más queridos de la autora es el tema del amor. Bajo el título de Pasiones recuerdo todavía una serie de reportajes publicados en El País Semanal sobre mujeres apasionadas donde la periodista contaba y analizaba vidas de mujeres que se habían entregado a este sentimiento con verdadera pasión. Pues bien, bajo la excusa de escribir sobre el diario de Marie Curie, Rosa teje un relato memorialista a medio camino entre la literatura y el periodismo que le sirve de válvula de escape para aplacar el dolor por la pérdida del marido. Pero, sobre todo, es un canto entusiasta del amor, del amor en todas sus manifestaciones, con páginas en las que no rehúye el acto sexual, en las que se regodea imaginando a Marie haciendo el amor con su amante Langevin. En todas las ocasiones en las que tiene oportunidad, Montero se alarga en comentarios sobre los sentimientos de Marie Curie. Los cambios de registro con los que muestra su entusiasmo por el amor de Curie son como carcajadas de la autora: Ah, pillina: después de todo, a nuestra empollona le gustaban guapos. O la manera de mostrar su enfado contra Casimir: ¡Se me ponen los pelos de punta solo de pensar que ese mentecato estuvo a punto de privarnos de la existencia de Marie Curie! Todo ello le da pie para reflexionar sobre el sentimiento amoroso o para contar alguna historia jugosa.
    Otro de los temas predilectos sobre los que ha reflexionado mucho la autora en sus columnas y artículos es el de la mujer. También aquí encuentra un guante muy apropiado para su mano en la científica Marie Curie. Esta le da pie para denunciar la situación histórica de la mujer y romper una lanza por la lucha de mujeres con una fuerte determinación como la que llevó a Curie a alcanzar por dos veces el premio Nobel.
    En fin, son muchos otros los temas que le ocupan a Montero y sobre los que nos ilumina con ese rigor y esa fuerza propios de ella: sobre la novela tiene una teoría muy curiosa, según la cual en las buenas novelas como mucho hay diez perlas iridiscentes que iluminan la obra y la vida. Son burbujas de luz.
    El dolor, la muerte, el duelo, la pérdida son también temas centrales de la novela que toman como excusa a la polaca, cuando en realidad la autora está hablando de Rosa Montero.
    En definitiva, un libro que estaba llamado a ser el paño de lágrimas de la autora llega al lector con una limpieza y una brillantez inauditas porque la medida en la que están tasados los sentimientos luctuosos no empaña la sensación de alegría con la que uno termina la lectura del libro. Es curioso que sea junto con otros dos libros memorialistas, el de Héctor Abad Faciolince y el de Marcos Giralt Torrente, de lo mejor que hemos leído en el club de lectura.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s